14 de Agosto de 2009

En la ex Escuela del Trabajo

Volvió una tarde...

El periodista Carlos Andrés "el Bocha" Houriet dio ayer una charla a los alumnos de la institución educativa local que lo vio transitar por sus aulas. El relator deportivo de Cadena 3 repasó momentos de su carrera y alentó al alumnado: "Hay que vencer los frenos internos"

“Aprovechen cada minuto, cada momento dentro de esta querida Escuela del Trabajo; es la mejor manera de reconocer el esfuerzo que hacen sus padres para mandarlos a estudiar, es la mejor forma de capacitarse para afrontar lo que espera al otro lado de la puerta, cuando en diciembre pasen a ser egresados...”. Fue uno de los muchos conceptos que dejó ayer Carlos Andrés “el Bocha” Houriet a los estudiantes del último año del IPEM 49 “Domingo Faustino Sarmiento”, la querida Escuela del Trabajo o de Artes y Oficios para los de más edad.
Houriet fue invitado para disertar por su condición de “ex alumno notable”, a raíz de su paso por muchos medios del interior provincial (radio en Río Tercero, televisión en Oncativo...) y su pertenencia actual a Cadena 3-Radio Sucesos en la capital provincial.
El periodista, nacido en esta ciudad e hijo adoptivo de Berrotarán, fue mezclando anécdotas recogidas a lo largo de muchos años ante los micrófonos y las cámaras, con experiencias personales que se sitúan más allá del campo laboral.
No volaba una mosca en la sala. La atención se disparaba desde cada mirada hacia Houriet, uno de los relatores preferidos del reconocido maestro Víctor Brizuela.
A la vuelta de miles de kilómetros siguiendo a la Selección nacional, a equipos argentinos coperos, a los clubes cordobeses en las direcciones cardinales del territorio nacional... a la vuelta de todo, “el Bocha” se sentó ante los pibes y los conmovió a pura sinceridad. Dijo, por ejemplo, que él es una muestra de que cualquiera puede llegar. Así, sin más, con toda la humildad que se puede. Hay que ponerle el corazón a los sueños, nomás. “Hay que vencer los frenos internos, hay que convencerse de que es posible”. No más. No menos.