14 de Septiembre de 2007

La ex Escuela del Trabajo recibió medio millón de pesos de la Nación

 

El Ipem 49 moderniza su equipamiento con aportes del Instituto Nacional de Educación Técnica (INET). Se compraron máquinas para todas las especialidades y kit educativos para uso de los estudiantes

El Ipem 49 Domingo Faustino Sarmiento ha recibido medio millón de pesos desde la Nación, a través del Plan de Mejoramiento de Escuelas Técnicas.

A los 352 mil aprobados el año pasado y que se ejecutaron hace unos meses, se sumaron otros 151 mil pesos, siempre destinados a la compra de equipamiento.

“Se compraron máquinas, herramientas e instrumental para las distintas especialidades. Nos estamos actualizando”, explicó a este matutino la directora de la institución, Myriam Saura.

Para carpintería, se adquirieron máquinas cepilladura, pegadoras de canto, espigadoras. Para metalmecánica se compró un torno grande, tres medianos y nueve pequeños, además de máquinas soldadoras de distinto tipo y otras herramientas menores, de mano, como guillotinas corta hierros, morsas, amoladoras, taladros.

Para la especialidad Automotores se compró un banco de prueba, cargadores de baterías, arrancadores, compresores y herramientas de mano.

 

El trabajo de los alumnos

 

En el caso de Electrónica, se adquirió el instrumental necesario para armar un laboratorio. “Todo lo instrumental se compró con los aportes del Instituto Nacional de Educación Técnica (INET), mientras la adaptación del lugar físico se hizo con el trabajo de los alumnos de la especialidad Construcciones. Se hizo revestimiento antihumedad, arreglo de revoques y pinturas. Mientras que los alumnos de Electrónica están realizando las conexiones eléctricas y la reposición de lámparas; y además se hicieron las mesas donde se van a colocar los distintos instrumentos”, explicó la directiva y docente de la tradicional Escuela del Trabajo.

Para Construcciones se compraron carretillas, andamios, hormigoneras, niveles tipo topográficos, medidores de cinta y láser, hidrolavadoras, carros de traslación para poder llevar las herramientas de un lugar a otro: “Esta especialidad está haciendo muchas reparaciones en la escuela, como por ejemplo, en el gimnasio. Los profesores hicieron un proyecto, el Centro de Estudiantes reunió los fondos y el Departamento Construcciones está efectuando el cavado de la zanja con una impermeabilización de capa aisladora ascendente para prevenir la humedad del revoque. Esto se hace en los tiempos de práctica de los alumnos, siempre bajo la supervisión del maestro”.

Además, el INET destinó una partida orientada a Seguridad, por lo cual se compraron caretas de soldar, guantes de distintos tipo, delantales, materiales en algunos casos, de uso particular, y en otros general.

Saura reconoció que presentaron nuevamente planes de mejoras al INET para este año, pero todavía no se conoce qué será autorizado, aunque aclaró que cada pedido ronda los 300 mil pesos. “La idea es poner a los estudiantes con lo más nuevo que le podemos dar desde la escuela, lo más actualizado”, aclaró.

 

El tema del edificio

 

Con respecto a las mejoras edilicias, la directora anunció que pronto concluirán el baño del primer piso del internado. “Una vez que esté terminado y se hagan las pruebas se verá con qué se continúa” , sostuvo.

Como se recordará, la Provincia había enviado fondos para el arreglo de la cocina y los baños, trabajos que deberían haber finalizado en abril. Lamentablemente estos plazos no se cumplieron y la labor se retomó a principios de julio; la cocina sigue desactivada.

Por otra parte, se avanza con la obra de los talleres, con fondos de la cooperadora. “En este momento se está levantando la última parte de lo que será el segundo piso, sobre calle Vélez Sarsfield. Se han colocado todas las cabreadas para el techo, lo único que falta es obtener los fondos para la mano de obra para colocación de las chapas, que ya están compradas”, mencionó la directora, al aludir que se necesitan 22 mil pesos para pagar el trabajo. Luego quedarían pendientes las aberturas y habría que desarmar el viejo taller que quedó por dentro de la edificación. Cabe recordar que a futuro se prevé la construcción del entrepiso para armar aulas.

 

F.L